Buenos Aires, 9 de junio de 2020 – La pandemia de COVID-19 ha generado cambios radicales en nuestras maneras de trabajar y vincularnos. En este contexto, el comercio electrónico se constituye como una de las herramientas indispensables para adaptarnos y mantener activa la economía.

De acuerdo con una encuesta realizada por SAP, en 2019 el 65% de los ejecutivos de pymes encuestados en Argentina afirmó que utiliza alguna herramienta de comercio electrónico. En la actualidad, en el país se ha intensificado su uso desde que inició del aislamiento social, preventivo y obligatorio: según indican desde la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), las ventas por internet aumentaron un 84% en abril, en comparación con un mes promedio del primer trimestre del 2020, así como un crecimiento del 38% en órdenes de compra y un 71% en unidades vendidas. Asimismo, durante las primeras tres semanas de la cuarentena las ventas online de los supermercados crecieron un 300% en relación con las tres semanas previas al inicio del aislamiento. En el caso de las farmacias el aumento fue de un 60% y en el de la computación del 50%. En otras palabras, de acuerdo con esta cámara, se logró en dos meses lo que hubiera demandado dos años.

Asimismo, un estudio realizado por la consultora Kantar en abril de 2020 reveló que el 31% de los argentinos declaraba haber incrementado sus compras online, es decir, 12 puntos más que en la medición realizada a fines de marzo, apenas se instaló la cuarentena. En paralelo, el uso de tarjetas y medios de pago digitales experimentó un fuerte crecimiento y el 76% de sus usuarios actuales afirma que optará por este canal en el futuro.

A nivel mundial, este tipo de comercio se ha convertido en el mejor vehículo para satisfacer necesidades de compra sin el riesgo que implica reunirse en espacios públicos. Si bien durante la última década y en los últimos dos meses, Argentina ha tenido un gran crecimiento en términos de comercio electrónico, aún queda mucho espacio para crecer.

Previo a la pandemia, Argentina ya se posicionaba como uno de los principales protagonistas en materia de comercio electrónico en América Latina aportando significativamente a los más de $84 mil millones de dólares que esta región reportó en 2019 en términos de ventas online, esto de acuerdo con el eCommerce Report LATAM 2019, elaborado por la eCommerce Foundation y SAP. En la última década, el valor de mercado de la venta en línea en el país pasó de 5.240 millones a 403.278 millones de pesos argentinos, según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE).

Para aquellas compañías que tienen una estrategia online, mantenerse competitivas radica en mejorar la experiencia de sus clientes, cerrando la brecha entre la expectativa y la entrega de un producto o servicio, lo que permitirá crear lealtad entre sus clientes, al tiempo que marcarán las pautas de nuevos modelos de negocio. En la economía digital, actuar oportunamente con los recursos tecnológicos necesarios, como soluciones en la nube, será el diferenciador para subsistir o consolidarse en este nuevo panorama.

En Wynges proporcionamos todos los recursos necesarios, para que nuestros cliente puedan tener en el menor tiempo posible su propia tienda virtual donde vender su productos. Ofrecemos todos los servicio asociados con el e-commerce, ya sea toda la infraestructura virtual para su tienda, asesoramiento, capacitación, e-marketing y soporte. Para más información no dude en contactarnos a través de nuestras redes sociales, email, página web o teléfono. Su consulta no molesta

¿Te gustó esta nota? Dejanos tu “me gusta” Para mas notas como esta, entrá a nuestro blog en www.wynges.com/blogwynges

#ecommerce #tiendavirtual #comercioelectronico #wyngesnoticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *